De acuerdo a la cláusula 55 del CCT, el 21 de diciembre de 2018  el Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) me reconoció por  40 años de servicio a la institución. Sin embargo, es oportuno recordar que entré a trabajar al PEBA (Proyecto de Estudios Básicos en Antropología) a mediados de 1972, un año antes de la Fundación del CISINAH.


Esto debido a que existe una circunstancia, que comparto con algunos otros colegas (recuerdo solamente a Jorge Alonso y Carlos Paredes); pero éramos como una docena, mas ya no recuerdo quienes más.


Prácticamente habíamos llegado al final de la negociación con el Licenciado Herran Salvati, a mediados de noviembre de 1982.  Habíamos asegurado las 120 primeras plazas. Pero faltaba esa docena de casos que por algún requisito dificultaba como determinar la antigüedad que correspondía a cada uno. Además, teníamos encima el tiempo, pues se acababa el sexenio de López Portillo y tomaría posesión Miguel de la Madrid.


Así que el comité ejecutivo consultó a los que estábamos pendientes si firmábamos el paquete, quedando para los restantes una fecha ya acordada, la de la inscripción al ISSSTE en 1978. Los doce accedimos libremente a ceder lo que parecía inalcanzable a cambio de concluir exitosamente la negociación colectiva que nos había tomado más de un año. Así pues, estos 40 años de antigüedad reconocidos, por cierto en un ambiente de protesta, me hicieron recordar los orígenes de la estabilidad laboral que logramos en el año 1982.



Texto escrito por el Dr. Roberto Melville Aguirre.