• Abandono, exclusión educativa, rezago y pérdida de aprendizajes son parte de la pandemia por COVID-19.

En el conversatorio Educación en confinamiento: miradas desde el CIESAS, organizado por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Socia (CIESAS), a través de su revista de divulgación Ichan Tecolotl, en conjunto con el Proyecto Medición Independiente de Aprendizajes (MIA), se hizo énfasis en las principales problemáticas que traerá la pandemia en el sector educativo.

La pandemia representa un desafío mayúsculo para el sistema educativo. Tener escuelas cerradas desde marzo y estar experimentando con sistemas de educación a distancia en contextos de brecha digital tiene repercusiones de muy alto alcance, tanto en lo social como en lo educativo, de aquí la relevancia de discutir cómo este regreso a clases en situación de confinamiento puede ser analizado desde diversas miradas de la investigación social.

En la presentación participaron el doctor Felipe Hevia (investigador de CIESAS Golfo), la doctora Valentina Garza (subdirectora de docencia en CIESAS), la doctora Lourdes de León (investigadora de CIESAS Ciudad de México) y la maestra Patricia Meixueiro (egresada de la Maestría en Antropología Social-CIESAS Golfo)

En su intervención, el doctor Hevia dijo que el confinamiento nos enfrentó con una situación de la que no habíamos tenido experiencia anterior. El encierro y las nuevas formas de educación que derivan del confinamiento nos enfrentan a preguntas acerca de cómo reaccionar, por dónde comenzar el recuento de los daños a la educación, cuyo contexto está compuesto por la desigualdad, así como por la problemática heredada de la crisis educativa previa a la pandemia.

Señaló que la pandemia vino a magnificar la desigualdad en todos los órdenes, agravando problemas ya existentes en la educación, tales como el acceso, y ahora en la era digital la conectividad (brecha digital).

La maestra Patricia Meixueiro demandó incorporar a las políticas públicas de educación, las opiniones de las niñas y los niños, las cuales dejan ver las circunstancias que actualmente viven. Mencionó que la antropología social y la sociología pueden contribuir a desmantelar las simulaciones que ocultan, por ejemplo, la desigualdad en la educación y expresó su preocupación debido a que el confinamiento provoca que se pierdan espacios vitales de la escuela, como el recreo, donde se configuran competencias emocionales que surgen de la convivencia comunitaria.

Por su parte, la doctora Lourdes de León Pasquel habló del programa “Escuela en casa”, el cual se lleva a cabo en la región de Los Altos, en el estado de Chiapas. El proyecto consiste en vincular saberes entre niñas, niños y generaciones mayores, especialmente abuelos y abuelas. La dinámica es que las niñas y los niños hagan investigación con la familia y en la comunidad sobre las plantas, y traerla a la casa comunitaria de reunión para sistematizarla y compartirla para luego integrarse en diversos materiales para uso escolar.

Dicho programa, funciona a partir de una red horizontal de conocimientos que une a la escuela, como institución, con las redes comunitarias en las cuales participan escritores e intelectuales tzeltales y tzotziles, quienes producen conocimientos que luego transforman en contenidos educativos en sus lenguas originarias y construidos desde sus contextos culturales comunitarios, comentó.

En este conversatorio también participó la doctora Valentina Garza, quien en su intervención dijo que el confinamiento también permite tomar decisiones de futuro. En su opinión esta coyuntura sirve para impulsar la formación de recursos humanos que tengan competencias para enfrentar esta emergencia. Estos tiempos de pandemia han puesto sobre la mesa el análisis de la forma en que han evolucionado los programas, pero también han dejado al descubierto los aspectos más vulnerables, entre ellos, el terrible rezago tecnológico en el que nos encontramos, señaló.

El doctor Felipe Hevia, moderador y coordinador de esta experiencia de comunicación digital, destacó la experiencia inédita en México del proyecto de Medición Independiente de Aprendizajes, en el cual participa en colaboración el CIESAS Golfo y la Universidad Veracruzana mediante redes horizontales de aprendizajes y evaluación en la cual la participación ciudadana es real y efectiva en el ámbito de la evaluación de aprendizajes.

Los y las participantes coincidieron en la pertinencia de realizar estos conversatorios, sobre todo porque enriquece el intercambio y el diálogo de experiencias en una coyuntura inédita y de alta exigencia en la solución de los problemas que trajo la pandemia.

Las contribuciones de la edición 341 del Ichan Tecolotl pueden consultarse en: https://ichan.ciesas.edu.mx. Los textos que componen la edición presentan análisis sobre educación básica, media superior y superior, centrándose en varias temáticas, como los procesos de adaptación de los procesos educativos en los meses de confinamiento, las experiencias de la “vieja” y la “nueva” normalidad, las potencialidades y limitaciones de la respuesta gubernamental con la estrategia “aprende en casa” así como el uso de testimonios sobre estos procesos en estudiantes, maestros e instituciones educativas.

De esta forma, esperemos con este número mostrar diversas aristas analíticas que la pandemia sanitaria produce en los sistemas educativos, centrándonos en los problemas, pero también en las soluciones y alternativas que emergen ante este panorama tan incierto.